El Consejo Nacional de Resistencia de Irán denunció la existencia de 12 campos en territorio persa

entrenamientos-terroristas-iran-1

El régimen iraní ha intensificado sus operaciones terroristas en el extranjero, estableciendo una red de más de una docena de campos de entrenamiento en su territorio para combatientes extranjeros, según denunció en Washington el principal grupo de resistencia al régimen.

El Consejo Nacional de Resistencia de Irán difundió su informe de inteligencia en el que especifica las ubicaciones de los campamentos y los países representados por los terroristas.

Entrenamientos-terroristas-Iran-1920-2.jpg

El Consejo tiene información obtenida desde el interior de la Guardia Revolucionaria de Irán y de las fuerzas Quds, que jugaron un papel preponderante en el entrenamiento de chiitas iraquíes para enfrentar a las fuerzas estadounidenses en el pasado. De hecho, muchos de esos iraquíes permanecen en el cuerpo o fueron enviados a Siria a luchar con las fuerzas de la dictadura de Bashar al Assad.

Según la organización opositora, el líder supremo iraní, el ayatollah Ali Khamenei, aprobó una directiva para que la fuerza Quds “amplíe su entrenamiento de mercenarios extranjeros como parte de la estrategia del régimen para intensificar su intromisión en el extranjero, incluyendo Siria, Bahréin, Afganistán y otros lugares”.

entrenamientos-terroristas-iran-1920-3
Imagen satelital de uno de los campos de entrenamiento

Los campos se dividen en función de la nacionalidad de los combatientes y el tipo de formación. Y tanto el entrenamiento terrorista como el entrenamiento militar buscan que las milicias sean capaces de infiltrarse en los objetivos regionales del régimen”, explica el informe.

Asimismo cada mes, cientos de miembros de las fuerzas de Irak, Siria, Yemen, Afganistán y Líbano —países donde el régimen está involucrado en el combate de primera línea— reciben entrenamiento militar iraní, dijo el comunicado.

En el Líbano, Irán apoya, arma y financia a Hezbollah, un grupo designado terrorista por Estados Unidos, que también está luchando a favor de Al Assad en Siria”, detalla.

La resistencia iraní ha enfatizado en innumerables ocasiones que “la fuente y el epicentro del terrorismo, el fundamentalismo y la intromisión regional es el régimen que gobierna Irán”, según denunció Alireza Jafarzadeh, subdirectora de la oficina del Consejo en Washington.

ewsd
Imagen satelital de uno de los campos de entrenamiento

En paralelo, la nueva Administración de los Estados Unidos analiza incluir a la Guardia Revolucionaria iraní en su lista de grupos extremistas.

El gobierno de Donald Trump recibió, a través de varias agencias gubernamentales, una propuesta para calificar a la entidad de seguridad más poderosa de Irán como grupo terrorista.

De hacerse efectiva esa designación, se sumaría a las sanciones que Washington ya implementó sobre personas y entidades vinculadas a la Guardia Revolucionaria.

ssss
Imagen satelital de uno de los campos de entrenamiento

La Guardia Revolucionaria, además de ser la entidad de seguridad más poderosa de Irán, tiene gran influencia en la economía del país y en su sistema político.

LEA MÁS: